ODIO MADRUGAR


Y toda esta semana ruedo exteriores de esos en los que te levantas antes que las gallinas...Y con este frío...Qué pereza...Pero mola, para que nos vamos a engañar...

12 comentarios:

Chasky dijo...

Yo además de odiar madrugar odio trabajar, si fuera para otra cosa a lo mejor no me importaba tanto pero sólo pensar que me tengo que levantar pronto para ir a trabajar me pongo malo.

Duczen dijo...

Pues si durante tres días (fin de semana incluido) madrugas para trabajar porque necesitas hacerlo y no puedes por problemas técnicos ajenos a ti.... grrrrrrr.

La Baca Pop dijo...

Yo estoy deseando volver a madrugar, esto no es vida...

Marnie dijo...

Eso, eso, con lo que molaría "rodar" en la cama :P

Tio Antonio dijo...

Coincido con la vaca... ojalá pudiera madrugar algo... Pero no puedo... me levanto a la una me fumo un cigarro y me tomo el café de aperitivo ... luego estoy aquí a las dos de la mañana escribiendo en blogs, como este ;)

Dani Lebowski dijo...

¡Genial!

Así nuestro madrugón no será tan duro... Mucha suerte.

Kay dijo...

Abrígate!!
Madre mía lo que se hace por amor a la profesión, eso está bien :D

Kay dijo...

¿Te has quedado congelada por las calles? ¿Qué tal va el rodaje? Aquí cotilleando :D

Pat dijo...

jajaja, no me he congelado todavía...mañana rodamos en tres cantos un lio que no veas y después de eso plató más relajadito...aunque tengo que levantarme a las 7 y pico también.
El lunes espero volver con mis actividades bloggerianas.
un besazo!!!

señor austin powers dijo...

¿Que parte mola? El frio, el café, los gritos del director, el coñazo de los actores...

NáN dijo...

Pues madrugar para trabajar es supermoral, es legal y adelgaza (salvo caso de desayuno de huevos con panceta).

¡Y dices que mola!

(qué sería de nosotros sin nuestras contradicciones)

Pirindingo dijo...

Te encuentras en el momento cúspide de un sueño profundo, el confort de tu cama caliente, el cuerpo completamente relajado, y que pasa? suena el despertador,y en caso de que no suene, aparece el cargo de conciencia, debo levantarme, es hora de trabajar....noooooo, ODIO MADRUGAR, de vez en cuando cuando vas de paseo es justificable, pero todos los días no es nada agradable, lo odio, y lo mejor de todo es que NO QUIERO DEJAR DE ODIARLO.