(EN)GOYA(2)

La soledad del domingo se vió recompensada por una noche bajo las estrellas. No tuve pudor en regalarte trece rosas pero me falta valor para terminar este ripio...



La gala de los goya es una acontecimiento que nadie quiere ver, que sólo se anima con falsas polémicas pero de la que todo el mundo habla al día siguiente. ¿Es Corbacho una buena elección?, digamos que su humor es grueso y que a veces se pasa de irreverente, combina gags ingeniosos con tonterías infames, pero desde luego mejora a una realización poco imaginativa y a un escenario que nunca pierde la frialdad ni se emociona del todo (si hacen falta aplausos enlatados, que se pongan). Tenía ganas que ganase Maribel Verdú para que alguien se emocionara y transmitiese un calor humano bajo vestidos de diseño (algunos más dudosos que otros). Es inmoral que Alfredo Landa sea invitado a acabar cuanto antes su homenaje, mientras la gala cuenta con cinco bloques de publicidad que no incluyen el estreno de ninguna película española. ¿Fue suficiente homenaje el ofrecido a Fernán-Gómez? Dudando me hallo todavia.
Parece que los diálogos imposibles de los actores que presentan los premios han pasado a la historia, haciendo bueno el dicho de "cállate sino tienes nada que decir", pero a cambio se abre camino la risa tonta ante la imposibilidad de abrir los sobres; me gustaría que alguien explicase que pegamento encierra con tanto afán el nombre de los premiados.



Escuchando a una cabaretera que se disfrazó de presidenta de la Academia (¿o es al revés?) no sentí el menor afán por unirme a este mundo, al contrario que las palabras pronunciadas por Jaime Rosales, que encarna un cine diferente que no tiene porqué ser minoritario. ¿Es El Orfanato una buena película? Es comercial, sin que ello destile ninguna intención peyorativa sino al contrario, lastrada por sus excesivos momentos referenciales y donde se echa menos el latir del corazón de Bayona, con un guión más flojo de lo que venden y con un acabado más que correcto. Muchos se preguntan cúal es el camino, yo creo que todos los caminos llegan a Roma y que la verdad y el corazón, combinado con la inteligencia, el riesgo y el marketing es un cóctel que debería servirse de una vez por todas en nuestro panorama cinematográfico.

5 comentarios:

santi ausente dijo...

Análisis perfecto de los Goya. No se puede añadir nada más. Bueno, sí, una última cosa: que Corbacho sea el presentador es tan sangrante como que lo haya sido (espero que no repita, ¡por Dios!) Chris Tucker de los Oscar.

Tengo pendiente una entrada sobre los Goya en La Baca.

Calthar dijo...

Sera dificil que sea mejor que esta,Santi...Una entrada corta, precisa y a donde hay que ir,con mano de profesional y a la vez de aficionada a aquello de lo que habla.Un bisturí que disecciona pero que no hace daño...creo que has reflejado la gala muy bien, y que llevas razón con tu análisis del cine. A ver donde estamos el año siguiente.
(Para mi gusto,eso sí, sigue estando excesivamente politizada...)

Dani Lebowski dijo...

Yo soy un defensor a ultranza de La soledad desde su estreno, pero sí pienso que el cine español necesita más orfanatos para poder hacer más soledades.

¡Enhorabuena por lo que te toca respecto a Bajo las estrellas!

Kay dijo...

Landa, Fernán-Gómez...sniff

El payaso ese del Corbacho grrr

Marnie dijo...

A mí Corbacho me gustó. Al menos con él no nos dormimos.

Y cuánta razón llevas en lo de Maribel Verdú. Parecía que los otros aún hacían un favor recogiendo el premio... ni emoción ni nada, oyes, habrase visto.

Detesto a la Presidenta y detesto ese copypaste llamado El Orfanato.