PAROLES

El arte exhibe la mirada como un acto donde, lo quiera o no, el espectador está comprometido. Lo cual no da precisamente tranquilidad ni procura placer.

Evidentemente no lo he escrito yo, pero lo suscribo y reivindico. ¿Vosostros?

2 comentarios:

RAÚL dijo...

yo creo que es una afirmación difícil de sostener. basta con darle al PLAY en tu entrada anterior. otra cosa es ver fotografías de guerra, un cuadro de guayasamín, o una película de denuncia social. la conciencia agitada, entonces sí, obtura la percepción placentera del arte.

Elocuente dijo...

:-)

No lo había oido antes pero lo suscribo también. Totalmente.

La experiencia ante cualquier obra que se pueda considerar arte de verdad implica un compromiso como receptor. El artista vierte en la obra un sinfín de sentimientos y reflexiones y "contaba contigo" como espectador, esperaba llegar a comunicarte algo; lo que nos crea una inevitable inquietud (y muy saludable por otra parte. ¿Qué sería de la sociedad sin los mensajes oníricos y proféticos de los artistas?).