CAMBIO VASO RECICLABLE POR AUTOBUS GRATUITO Y VELOZ

Después de terminar el curro y hacer la ruta Navalcarnero-Boadilla, ligera que no rápida, pude otro año más dejar que mis pies se llenaran de polvo y tropezaran con pedruscos demasiado festivos. Este año no me miraron el escote en busca de alcohol oculto, ni cachearon mi mochilita con el ardor de años pasados, si llego a saberlo... Eso si, me hicieron sentir ecologista durante un frame por utilizar un vaso reciclable, que todos sabiamos que no devolvería al día siguiente porque es muy mono y muy cool y la organización se quedó con el euro, que sumando sumando alcanza para la entrada de algun chalet cercano. Por cierto, los vasos negros del segundo día eran más pequeños que los azules, aunque pueda parecer imposible.

Me lo pasé muy bien, soy bastante facilona en cuanto oigo musiquilla y tengo sitio para hacer el loco, pero me parece que el cartel del Summercase no mejora con los años y la organización descuida cada vez a los usuarios, no mejorando lo mejorable y no facilitando un transporte gratuito, tal y como era el primer año.

No es el festival definitivo del verano. Además no hay playa...

3 comentarios:

Hada Gris dijo...

Si hubieras elegido mejor...

Jo, jo, jo.


- Dijo una que estuvo en el FIB.

Pat dijo...

verde de envidia me hallo :(
eso si, pongo a mi ipod por testigo que el año que viene mis piernas no volveran a parar de bailar antes de que salga el el sol en cualquier festival que quiera ser decente.

Hada Gris dijo...

¿A tu ipod por testigo?

Verde de envidia me hallo yo. ¿Por qué un bicho de esos jamás tocará mis manos? I don´t know. Sé que haría mucho mal...