VOLANDO VOY, VOLANDO VENGO (SIN MALETAS)


Odio los aviones, odio que tenga que pillar vuelos a horas intempestivas para que me salgan mas baratos, odio pasarme horas en ese macromundo donde beber no purifica los riñones sino que los hipoteca y sobre todo, odio que me pierdan la maleta y tarden tanto en localizarla y mandarla a casa. Y sobre todo odio la depre de vuelta a ritmo de Francisco Alegre y Ole que no me deja pegar ojo y me obliga a malvivir las fiestas...

5 comentarios:

Hada Gris dijo...

Pero, ¡cuánto odio!; no me lo creo.
Mejor mantén la envidia viva(Justice, Justice, Justice), que es muy sana (jo, jo, jo).

Un saludo.

Hada Gris dijo...

Te contesté en mi blog para no llenarte de comentarios off-topic.

mda dijo...

Cierto, cuanto odio... es época de relajarse un poco no de estresarse... pero los aeropuertos es cierto que son odiosos...

Por lo menos el de Coruña al ser pequeñito sales rápido ;-D Aunque también me perdieron una vez las maletas ;-(

FBlack dijo...

una mala tarde ya se sabe...la tiene cualquiera

israel yojimbo nava dijo...

El aeropuerto de Coruña es de PinyPon, amos, que pierdan maletas es como para darles collejas y no parar. :)

Gracias por tu enlace, Pat. Haré lo propio. Me gusta tu blog. Siempre es agradable descubrir nuevos espacios.

Un saludo.