DOMINGO TELEVISIVO

Ayer empecé con un capítulo y no pude parar hasta terminar con toda la tercera temporada de "A dos metros bajo tierra", esa injustamente gran desconocida. Acabé psicológicamente agotada, pero con un mono tremendo de ver las dos siguientes.
Os dejo sus títulos de crédito y una promo que encontré por ahi...

5 comentarios:

n. dijo...

Una serie grandísima, y eso que la tercera temporada es, para mi gusto, la más floja (no me acaba de gustar el papel de Lily Taylor) La cuarta tiene un par de capítulos gloriosos y la quinta es un punto y final perfecto, la mejor despedida y cierre que he visto nunca en televisión. Es la única serie que han visto amigos míos que no han sido capaces de ver ninguna otra serie de tv. Eso sí, como ya avisas, es psicológicamente devastadora. Yo tuve la mala idea de ver las dos últimas temporadas en un fin de semana en medio de un mal momento personal y todavía me da miedo volver a acercarme a la serie. Un saludo.

Dani Lebowski dijo...

A esta le tengo muchas ganas, pero por el momento he cubierto el cupo de series, ahora mismo estoy siguiendo tres a la vez, también quiero ver películas...

A mi me paso lo mismo hace unas semanas con 24, vi la primera temporada en apenas dos días.

Duczen dijo...

De más a menos:

He visto un par de capítulos hace tiempo y guardo un buen recuerdo de ella, de hecho la tengo en tareas pendientes, pero con tanta visita a tanta buenas recomendaciones al final me falta tanto tiempo, sin contar que gasto ese mismo tiempo en acumular tantas referencias, que no hago más que almacenar tanto y disfrutar menos.

Todo esto para decir que el tiempo es una mierda que se escapa sin dar abasto.

Otra más para ver y sumando.

Es buena serie.

Me gusta.

Ok.

El Dueño de sus Cajones dijo...

Fascinante tu blog.
Me enganchó.
te dejo besos...

Pat dijo...

El tiempo es una mierda, Duczen, estoy contigo.

n., pues este verano tengo que verme las dos últimas temporadas pero poco a poco, que me afecta demasiado. A mi la tercera me gustó, pero tarda más arrancar. Verlo con problemas personales puede ser altamente peligroso.

Dani, te la tienes que ver, aunque no escribas un libro...Déjala para después del verano, pero no la olvides.

Vuelve cuando quieras, el dueño de tus cajones, serás bienvenido siempre. Te recojo los besos.