AMARGO DESPERTAR


No me acuerdo cuando cerré los ojos, ni como llegué hasta allí.

Sólo recuerdo el martilleo de mi cabeza y la sequedad de mi lengua de trapo.

Hay que levantarse. Hay que trabajar para pagar los vicios.

Nada más y nada menos.

Mis ojos se cierran, quieren dormir
para despertarse con un beso
que purifique la marea corrupta que recorre mis huesos.

2 comentarios:

Adripun dijo...

que dibujo más feeeeeeeeeeeeeoooooo!!!!!!!!!!!!!!!!

Pat dijo...

Representa mi estado de ánimo...