OSCAR A LA OJERA MÁS BELLA

El fin de semana en Salamanca y la noche de las oscars me han dejado huellas profundas, dos ojeras grisáceas y pequeñas arruguillas en la camisura de los ojos.

Lo que más me gusta de estos premios es la alfombra roja, pero con mis pupilas dilatadas no me apetece hacer una galeria de l@s más elegantes y rellenaré esos cuestinarios chorras de "lo más... ".


Lo más innovador, las sombras chinescas que amenizaban el intermedio.
Lo más momia, Clint Eastwood.
Lo más emocionado, Ennio morricone.
La cara más alucinada, Scorsese cuando "The departed" se llevó el Oscar a la mejor película tras ganar él la estatuilla al mejor director.
Lo más repetido, los pendientes pequeños de diamantes; juraría que Kate Winslet, Penelópe y Hellen Mirren llevaban el mismo modelo.
Lo más pegote, Al gore, que parecia el perejil de todas las salsa.
Lo más predecible, los oscars para mejor actor y actriz.
Lo más derrotado, Babel, que se llevó sólo un oscars.
Lo más histriónico, como siempre Jack Nicholson.
Lo más desenfocado, la foto que sacó Spielberg a Clint y a Ellen Degeneres.
Lo más muermo, las cancioncillas, el premio humanitario y algún que otro montaje innecesario.
Lo más innecesario, la mayoria de los comentarios de la tertulia del Canal+.
Lo más artístico, los montajes de presentación de la nominaciones.
Lo más sonoro, las canciones de Dreamgirls (que no se llevaron nada).
Lo más cotilla, parece que a Pe se le rompió la cremallera de su vestido una hora antes de empezar los oscars.

Tengo más mala baba, pero voy a dosificarla un poco...Por cierto que las partes entre publicidad y publicidad no estuvieron nada mal.

3 comentarios:

señor austin powers dijo...

Jajaja muy tomatera esta entrada.

Pat dijo...

Hay una parte cotilla-maruja-de-la- esquina que late en mi interior y que pugna por salir en cualquier acto cultural que se precie.

Marnie dijo...

Lo de Al Gore es cierto, cantaba mucho. Parecía aquello una plataforma electoralista.

Las sombras chinescas a mí también me gustaron.