SOMBrA AQUÍ, SOMBrA ALLÁ...

El mundo del retoque fotográfico me pierde, y siento una satisfacción sana cuando veo fotos antes y después de la mano del artista. La tortura diaria de levantarse en invierno y ver tu cara blanca, ojerosa y sin vida, lleva a pensar lo maravilloso que sería que existiesen espejos con photoshop.

Esta es la página de Christiane Beaulieu vía Sexe, Love et gaudriole.

3 comentarios:

Marnie dijo...

Estas cosas son realmente curiosas. Aunque, dentro de lo que cabe, en esta web tampoco hay diferencias demasiado aberrantes y abismales entre el original y el retoque. Recuerdo que hace un tiempo circulaba una web similar en la que los retoques sí que eran milagrosos en toda la extensión del término :D

Pat dijo...

Estos retoques son normalillos, la verdad, pero aún así me quedo embobada con los estiramientos de piernas y de cutis. Y cuando veo que eliminan la celulitis ya ni te cuento...

Ultimamente, el problema de las fotos es notar que están demasiado trucadas, ya no te crees nada y por eso puse esta página, donde no es tan exagerado el cambio y la/el modelo no es tan ajeno a su realidad.

Marnie dijo...

Es que yo creo que con los retoques fotoshó ya no hace falta buscar modelos guapas, ni siquiera agraciadas o resultonas. Hasta Betty La Fea serviría, si total, el resultado es totalmente ajeno a la realidad :D