MIERCOLES TARDE: BILLAR

Se supone que cada día se aprende algo nuevo y esta semana he intentado jugar al billar, sin que parecezca que intento romper el tapete con el taco. Me lo pasé muy bien, aunque tenía una resaca brutal y perdí siempre y de lejos.

Es curioso como los juegos te demuestran tu verdadera personalidad y he de decir que soy impaciente, no mido mi fuerza, odio perder, soy torpe y hasta que hago algo varias veces no me siento cómoda haciéndolo. Una joyita, vamos.

Hay una película mítica en torno a este juego,
"El buscavidas" de Robert Rossen, con un Paul Newman perdedor y borracho, pero tan humano que desearías ser whisky para disolverte por sus venas y darle a su alma el calor y la confianza que necesita. Os la recomiendo.

1 comentario:

Adripun dijo...

Esa de El Buscavidas me suena de algo. Pues no jugaste mal algunas bolas, si no fueras tan impaciente...