LLUEVE EN MI CORAZÓN...

...y en la calle y en Barcelona y en Madrid... ¡Qué aburrimiento! El calabobos avanza a pasos agigantados hacia calagilipollas sin paraguas.
Aunque es Semana Santa no noto una religiosidad especial, por eso os pongo el desfile de vanidades que filmó Fellini en su película Roma.

3 comentarios:

Duczen dijo...

Me gusta el punto burlesco y atrevido del desfile.

Marnie dijo...

Esta secuencia siempre me ha parecido enorme. Gracias por recordarla :D

Pat dijo...

La descubrí en clase, para que luego digan que en la uni no aprendes nada...Me encantó cuando la ví, es más, pensé que si se rodara algo parecido hoy en día ya tendríamos a todos los falsos tertulianos comentando...